sábado, 2 de diciembre de 2006

Es tu hijo un niño indigo??


¿Es tu niño un Índigo?

Para descubrirlo, hazte estas preguntas:

1. ¿Vino tu niño al mundo actuando como si fuera de la realeza?

2. ¿Tiene un sentimiento de merecer estar aquí?

3. ¿Tiene un evidente sentido de sí mismo?

4. ¿Tiene dificultades con la disciplina y la autoridad?

5. ¿Se niega a hacer ciertas cosas que se le dice que haga?

6. ¿Es una tortura para él/ella esperar en fila?

7. ¿Lo frustran sistemas orientados ritualmente que requieren poca creatividad?

8. ¿Ve formas mejores de hacer las cosas en casa y en la escuela?

9. ¿Es inconformista?

10. ¿No responde a los mecanismos basados en la culpa?

11. ¿Se aburre fácilmente con tareas encomendadas?

12. ¿Presenta síntomas de Trastorno de Déficit de Atención (ADD)?

13. ¿Es especialmente creativo?

14. ¿Es intuitivo?

15. ¿Tiene fuerte empatía por otros?

16. ¿Desarrolló el pensamiento abstracto muy tempranamente?

17. ¿Es muy inteligente?

18. ¿Es muy talentoso (puede ser identificado como superdotado)?

19. ¿Parece soñar despierto?

20. ¿Tiene ojos que parecen muy viejos, profundos y sabios?

21. ¿Tiene inteligencia espiritual?

Si tienes más de 10 respuestas afirmativas, él o ella probablemente es Índigo. Si fueron más de 15, es casi seguro.

¿Tu niño es un índigo?

Si es así, ¡no es algo malo! Lo único difícil es que ellos son muy mal comprendidos en este momento en nuestra cultura, y por lo tanto les puede resultar un tanto difícil manejar los sistemas, como la rigidez del actual sistema educativo, por ejemplo. Que tú los reconozcas y que comprendas cómo interactuar con ellos será de ayuda. Les puedes enseñar a otros cómo trabajar con tu hijo/a para obtener mejores resultados.

¡Reconoce que los Niños Índigo son los que ayudarán a elevar la vibración de nuestro planeta! Ellos son los que nos traerán la iluminación para ascender. Entiende que si eres padre o madre de uno de estos espíritus, ¡se te ha dado un regalo maravilloso! Siéntete honrado/a de que te hayan elegido a ti y ayúdales a desarrollar su potencial índigo a pleno.

Publicar un comentario