viernes, 4 de julio de 2008

Sensibilidad emocional
En cuanto a la parte emocional, su sensibilidad se manifiesta en la habilidad de leer las “agendas” de los demás pues, a través de sus “suprasentidos” , perciben a nivel celular lo que está sucediendo. Por ello no aceptan el juego del poder, de la autoridad. Ellos captan que la autoridad es un mecanismo de control basado en el temor y ésta es una energía propia de tercera dimensión que no tiene cabida en la cuarta dimensión.

El temor es capitaneado por el Ego, el que nos hizo olvidar nuestro origen divino, el que tiene como pilar de sustentación, la separación, la duda y se manifiesta, entre muchas otras cosas, por mentira, control, manipulación, superioridad, inferioridad, impulsividad, violencia. Estos son mecanismos a través de los cuales los Índigo no funcionan, se rebelan, confrontan, pues no es una energía inherente a su frecuencia debido a que el temor es aprendido, es decir, no es intrínseco a nuestra esencia. Ellos vienen a crear una sociedad basada en el amor, la cooperación. En cambio, el temor separa, compite, descalifica, por ello no se alinean con la imposición o su contrapartida, la sumisión.
Se rebelan alegando el respeto a su individualidad, haciendo alarde de la realeza de su esencia. Para ellos, la honestidad y la apertura son la base del respeto, la autenticidad y la visibilidad es su mecanismo de vida, todos ellos, atributos propios de cuarta dimensión. De ahí que nos confrontan a los adultos al trabajo de las emociones, del autoconocimiento, del discernimiento de nuestro abordaje en relacionarnos, revisando si es desde el temor o desde el amor.
Publicar un comentario