viernes, 22 de junio de 2012

Formar niños emprendedores



¿Alguna vez se ha cuestionado si sus hijos están obteniendo una educación que los preparará bien para poder enfrentar los desafíos de su generación con éxito?

Si usted regresa solo un poco a los tiempos que vivieron sus abuelos y sus padres, y los compara con la actualidad, notará que han sucedido muchos cambios. El siglo pasado fue el siglo que sufrió los mayores cambios en toda la historia de la humanidad.


Ahora, proyéctese hacia el futuro. ¿Qué cambios sucederán de aquí hasta que sus hijos sean adultos?
Más importante aún: ¿Están preparados para dichos cambios?
No son preguntas fáciles de responder, pero una cosa es segura:

Los cambios vendrán y vendrán mucho más rápido de lo que jamás han ocurrido.
Basta con mirar alrededor suyo. Estamos en la Era de la Informática. Lo que hoy día es euforia y novedad, en muy poco tiempo se descartará por viejo y obsoleto.

¿Cómo educar a un niño para que pueda triunfar en un tiempo tan imprevisible?
La única forma de preparar a una persona para que constantemente se adapte a nuevas condiciones es enseñándole a reinventar su aporte a la humanidad a medida que sea necesario hacerlo.

Es lo que plantea el fundador de LinkedIn, Reid Garrett Hoffman, uno de los grandes emprendedores de Silicon Valley, en su nuevo libro “El Lanzamiento de Ti” (“The Start-Up of You”, publicación 14 de febrero, 2012).

Según Hoffman, los profesionales de hoy en día necesitan una mentalidad y un conjunto de habilidades totalmente nuevos para ser competentes.

“El paradigma antiguo de una carrera profesional estable esta muerto y pertenece al pasado. Ninguna carrera es segura. Las mismas condiciones inciertas que los emprendedores tradicionalmente han enfrentado son las que TODOS tendrán que enfrentar.”

De esto podemos deducir que:
  • aquellas personas que están entrenadas para cumplir con una labor estable no sabrán adaptarse y sufrirán
  • El futuro se ve promisorio para toda persona que tiene una mentalidad emprendedora y sabe reconocer y suplir las necesidades que surgen a su alrededor.
¿Cómo lograr que sus hijos formen parte del segundo grupo?
Lamentablemente la educación tradicional no suplirá esta necesidad. Salvo pocas excepciones, la metodología que se usa en las salas de clases hoy en día esta obsoleta.
Produce el empleado perfecto para el mercado laboral del siglo pasado y no fomenta la mentalidad emprendedora en sus alumnos. Todo lo contrario, la apacigua.

¿Qué pueden hacer los padres para suplir este vacío en la educación actual?
No es una pregunta fácil de contestar. El sistema de educación esta en crisis alrededor de todo el mundo. Parece ser como un gran “Titanic” que navega por las aguas con una inercia que impide cambiar su rumbo a corto plazo, a pesar de los millones de dólares que los gobiernos inyectan en el sistema año tras año.
¡Menos mal que existen los botes salvavidas, –y ésta vez hay suficientes!
Los padres pueden complementar la educación tradicional que sus hijos reciben en la escuela y fomentar las habilidades emprendedoras de sus hijos. También pueden tomar una decisión más drástica y educar a sus hijos en casa, como lo hicimos mi marido y yo hace 10 años atrás.
Independientemente de la decisión que tome y de las circunstancias en que esté viviendo, usted puede avivar el espíritu emprendedor de sus hijos aplicando estos 7 conceptos de educación en su familia:

Siete datos útiles para fomentar la mentalidad emprendedora en sus hijos:
  1. Respetar su individualidad
  2. Ayudarles a sus hijos a fomentar sus talentos, no sus debilidades
  3. Crear un contexto en el cual podrá aprender sobre cómo hacer negocios, por ejemplo, permitirles armar un pequeño negocio casero.
  4. Inspirarlos a educarse solos y permitirles adquirir habilidades de vanguardia que no aprenderán en el colegio.
  5. Entregar una sólida educación financiera para que pueda manejar el dinero y multiplicarlo sabiamente
  6. Rodearlos con mentores idóneos. Idealmente estos deben ser emprendedores exitosos que les enseñarán a pensar como un empresario.
  7. Educarse usted como emprendedor y aprender junto con su hijo



Publicar un comentario