viernes, 31 de octubre de 2008

Piramide de hielo natural

Extraño fenómeno natural capturado por las cámaras.

La piramide de hielo que emergió inesperadamente de las profundidades del Viedma en el 23º aniversario de El Chaltén.
Publicada por Pablo Ariznabarreta
Los glaciares cautivan a turistas de todas partes del mundo por la belleza de sus formas y colores y por la magnificencia y solemnidad de sus dimensiones. El Parque Nacional Los Glaciares, en Santa Cruz, cuenta con exponentes muy carismáticos y ampliamente reconocidos a nivel internacional, cada uno de ellos con sus particularidades y un abanico de excursiones que posibilita conocerlos y disfrutar de la contemplación o los desafíos que ellos nos ofrecen.

El Glaciar Perito Moreno suele ser uno de los que más suspiros y halagos recibe, pero nunca falta quien elogia en igual medida las majestuosas paredes del Spegazzini, el museo del hielo natural en el que se exhiben témpanos con las formas más inverosímiles en el frente del Upsala o la belleza agreste y desafiante de otros como el Torre o el Viedma.

Las cámaras, cuando no se disparan incesantemente sobre las paredes y torres de hielo intentando capturar la belleza frente a los observadores, se encuentran al acecho de algún desprendimiento. Estos bloques de hielo que suelen separarse del frente de un glaciar son en general impresionantes y seguidos de un estruendoso sonido que es recibido por gritos eufóricos y suspiros emocionados.

Lucio A. Llancapán y Jan Pablo Zakelj , personal de la Secretaría de Turismo de Santa Cruz, han capturado un fenómeno que de tan inusual sorprendió a propios y extraños, curiosamente el 12 de Octubre, día del aniversario de fundación de El Chaltén. Se trata de un desprendimiento de base en el Glaciar Viedma, en las cercanías de la villa turística, desprendimiento que por su naturaleza es inesperado y sorpresivo, dado que el témpano que es arrojado por el glaciar, en lugar de caer sobre el agua del lago, emerge del mismo.
Publicar un comentario